Dicen que aquellos que luchan por hacer lo que les gusta, aquellos que no se conforman y aquellos que se afanan por trabajar de lo que les hace felices, no trabajan un sólo día de su vida. Y aquí estamos en este proceso de evolución, siguiéndola, y consiguiéndola.

NUESTRA EVOLUCIÓN

 

Skaraboo es el, aún joven, resultado de la unión entre la pasión y la persistencia dentro del ámbito profesional. Lo podemos definir como una necesidad emprendedora y, a la vez, una oportunidad de crecimiento y aprendizaje. Surge de un seguido de casualidades y de la unión de varias personas dispuestas a dar todo lo que saben y a compartir todo aquello para lo que se han estado preparando durante mucho tiempo. Skaraboo es ilusión, es profesionalidad, es lucha y es, sobre todo, sinergia. Es una correlación y concordancia entre personas, ideas y ganas;

 

ganas de hacer hacer cosas buenas y ganas de obtener y ofrecer buenos resultados.

 

Gracias a todo ello, Skaraboo no ha dejado de evolucionar y de, pasito a pasito, avanzar y tomar rumbo. Pero, no sólo eso, han sido muchas las personas que, desde la trastienda, o mano a mano, han aportado granitos (o montañas) de arena; han confiado en este proyecto desde el principio y, de forma incondicional, no han dudado en ayudar a hacer que todo un proyecto fuese posible.

Hoy, de parte de todo el equipo de Skaraboo, lanzamos un grande «GRACIAS» a todas aquellas personas que nos apoyan día tras día y que, al igual que nosotros, han hecho posible esta evolución, esta gran metamorfosis que sólo puede seguir mejorando y progresando.

 

Fdo.: Skaraboo Team 🙂