Nos consideramos afortunados al trabajar en equipo y crear una sinergia.

¿ Cómo trabajamos ? Podríamos decir que no lo hacemos, podríamos matizar que realmente lo que hacemos es lo que nos apasiona. Cada uno de nosotros dedicado a un sector gracias a nuestra experiencia y conocimiento. Mantenemos una conexión constante para que todo fluya de forma correcta. Los proyectos que recibimos activan esas conexiones para que cada uno de nosotros realice su parte de contenido y para que la suma total culmine en alegría y satisfacción por parte del cliente.

Libertad de producción y momento REM.

Contamos con la suerte de poder gestionar nuestro tiempo y ritmo de producción de forma coherente, no entramos en la oficina fichando la hora de entrada. La inspiración y la creatividad no entiende de horarios. Cuando no llega al instante o cuando no deja de fluir no la puedes forzar ni cortar. Hay que aprovechar ese momento, es el momento REM de nuestra producción. Todo acaba ocupando un espacio en el tiempo de forma natural.

Actitud y compromiso.

Para definir cómo trabajamos estas constancia y aprendizaje son palabras clave que forman parte del ADN de esta “pequeña familia”. La adrenalina que permite conducir todo proyecto hacia el éxito. Cuando el tiempo apremia, cuando la necesidad se maximiza, todo se transforma gracias a una actitud positiva y el compromiso en común que nos hace crecer día a día.

Constancia y aprendizaje.

Palabras clave que forman parte del ADN de esta “pequeña familia”. La adrenalina que permite conducir todo proyecto hacia el éxito. Cuando el tiempo apremia, cuando la necesidad se maximiza, todo se transforma gracias a una actitud positiva y el compromiso en común que nos hace crecer día a día.

Para que nuestro sueño se cumpla partiendo desde 0 es necesario un aprendizaje constante. En algunos momentos es necesario aplicar el ensayo y error. Aprender, aplicar, corregir, mejorar, avanzar, aprender, aplicar, corregir, mejorar, avanzar…

La sensación es la misma que se tiene al llegar a la cima de la montaña: durante el ascenso has sufrido por la la dificultad del terreno, la inclinación te ralentiza, las condiciones meteorológicas te hacen sudar y pasar frío, el equipaje te parece un lastre cada vez más pesado, cada vez te sientes más cansado y descubres partes de tu cuerpo que pensabas que no existían gracias al dolor, te arrepientes de haber dado el primer paso. Pero tu cuerpo continúa por ese extraño impulso, aprendes a moverte por el terreno, dosificas el esfuerzo, aprendes a respirar, tu cuerpo y mente se alinean. Cuando llegas a la cima todo mal desaparece y la sensación es tan plena y satisfactoria que ya estás pensando en el siguiente desafío.

Cuando llegas a la cima todo mal desaparece y la sensación es tan plena y satisfactoria que ya estás pensando en el siguiente desafío.

Skaraboo gif equipo trabajo