SACAR LO MEJOR DE NUESTRA IDEA

En el contexto tecnológico en el que vivimos todo avanza a pasos agigantados, lo que se usaba ayer hoy se ha quedado atrás. El mundo va más rápido y se vuelve más visual e incluso interactivo. Cada vez es más importante diferenciarse y ser original a la hora de presentar nuestros productos o servicios, así cuidar la parte audiovisual y tecnológica de nuestro proyecto o empresa no es algo a pasar por alto. Incluso si estamos a punto de comenzar un nuevo negocio, conocer en profundidad el mercado y saber cuales son las tendencias a nivel multimedia, se convierte en algo imprescindible.

Podemos saber lo que queremos conseguir pero encontrarnos un tanto desorientados acerca del cómo hacerlo. Un asesoramiento en el ámbito creativo puede ayudarnos a sacar lo mejor de nuestra idea, una estrategia multimedia y tecnológica coherente y sólida puede marcar la diferencia y, además, hacer que tu proyecto llegue exactamente donde quieres o incluso que los resultados superen las expectativas. También puede ayudarte a explorar nuevas posibilidades y a complementar tu idea inicial para así potenciarla y hacerla única.

Hablamos de proyectos, pero puede ser también que se trate de mejorar un área específico: una campaña de un producto, una estrategia de marketing, un vídeo… Por ejemplo, quizás una web haya funcionado hasta un determinado momento pero de forma repentina, por cuestiones que pueden resultar inexplicables, baja su eficacia no permitiéndonos conseguir nuestros objetivos.  

Por lo tanto, un asesoramiento creativo puede ser general o concreto, pero siempre se basa de un estudio, un análisis en profundidad para identificar las necesidades de un proyecto antes de contratar servicios audiovisuales y tecnológicos. Muchas empresas pueden pensar que se trata de un gasto innecesario que es mejor evitar porque ya saben lo que quieren, pero tenemos que pensar que un asesoramiento creativo lo lleva cabo un equipo de profesionales cualificados que siempre van a poder identificar mejor las necesidades del servicio y plantear las opciones oportunas.  

 

UNA INVESIÓN DE LA QUE NO NOS ARREPENTIREMOS

Además, si vamos a invertir en algo, mejor hacerlo bien, ¿verdad? Una plataforma web puede costarnos mucho dinero como para escatimar en un previo análisis que nos aclare si vamos bien encaminados o incluso si podemos mejorar nuestro proyecto.

“Lo barato, sale caro”, se trata de sabiduría popular pero aún así pecamos de querer ahorrar cuando la realidad es que al final si se hacen las cosas bien desde un principio, vamos a salir ganando, seguro.

También es importante estar cómodos con el equipo que vaya a analizar nuestro proyecto, eso está claro. Tenemos que estar seguros de que los profesionales que van a estar al cargo de ofrecer el asesoramiento están capacitados para ello pero, una vez sea así, debemos confiar en su criterio profesional.

 

¿EN QUÉ CONSISTE UN ASESORAMIENTO CREATIVO?

En primer lugar, un asesoramiento creativo ha de componerse de un profundo estudio de la marca, así como del proyecto, producto o servicio. Esto incluye extraer toda la información que sea posible acerca de la tipología, características, finalidad, objetivos, target, características del mercado… Debemos estar dispuestos a colaborar en la medida que podamos para que toda esta información quede bien clara y definida ya que, además, esto es una forma de participar en el proceso.

La empresa que realice el asesoramiento ha de proporcionar el estudio completo, formado por el análisis de competencia, viabilidad, mercado, así como las fortalezas y las debilidades, estrategias de diferenciación, etc. También debe aportar ideas para optimizar el proyecto y mejorarlo en caso de que se considere necesario. Las propuestas para implementar la estrategia han de ser diversas para dejar un margen de elección, según las preferencias del cliente.

Sea como sea, se trata de un proceso de análisis positivo, bonito y emocionante que nos brinda la oportunidad de sumergirnos en nuestro proyecto, compartirlo y de crear la posibilidad de que surjan nuevos planteamientos.