EL PODER DE LA ANIMACIÓN

La animación es, probablemente, de los recursos visuales más completos, ya que consta de ilustraciones con movimientos. Te permite crear con libertad todo aquello que eres capaz de imaginar. Casi comparable a un niño que se pasa horas jugando en un mundo creado por su imaginación.

Podemos servirnos de la animación, o también conocida como Motion Graphics, para multitud de aplicaciones. Por ejemplo, puede ser utilizada para presentar una empresa o dar a conocer un producto o servicio. También es un recurso muy llamativo a la hora de trabajar con logos animados, cabeceras para los vídeos de una marca que será la firma de la misma. Los usos pueden ser infinitos. Este recurso añade valor a una producción de video tradicional, como por ejemplo en los títulos de crédito. Además, puede ser una herramienta útil a la hora de preparar una presentación de trabajo.

Con los medios necesarios y la capacidad creativa en los distintos programas, somos capaces de producir justo aquello que necesitamos.

El resultado final es fantástico y compartirlo es algo realmente gratificante.

 

Aquí os dejamos un artículo de interés:

  1. Skaraboo: El vídeo como herramienta de promoción